Las redes sociales están en constante movimiento. En parte para llamar nuestra atención, pero también porque son empresas. Una mirada que es importante no olvidar, y tener presente, son empresas en movimiento que persiguen intereses. Y además, nos sirven como espacio de comunicación, conversación, difusión, con los límites que nos proponen y accediendo a ciertas condiciones.

Ahora le toca a Twitter, red social fundada en 2006, reconocida como la red social del pajarito. Diseño que se compró por 15 dólares, en sus inicios. Hoy esto tiene una profunda transformación. No solo en el diseño, que quizás es lo que nos resulta más evidente, sino en su propuesta. Desde la polémica compra de Elon Musk en 2022 por 44 mil millones de dólares que las modificaciones no paran. Estuve hablando sobre este tema en el programa Primera Conexión de Cristal FM Rosario 107.9 FM, dejo el audio.

 

Esta vez la apuesta es el cambio de nombre de Twitter a X. Un rebranding que trae un cambio de enfoque, the everything app como le dicen, una app donde compartir contenido, interactuar, realizar pagos y comprar productos y servicios. Algo de eso describe Linda Yaccarino, CEO de Twitter desde junio 2023. 

 

Twitter, o mejor dicho X, tiene una particularidad muy propia que lo diferencia de otras redes sociales: el predominio del texto. En un mundo donde pareciera que si no es video (y vertical) no se consume, esta red es una invitación a otra cosa, propone algo distinto. Incluso lo que pasa en este ecosistema es diferente. Opiniones, debate, conversación, intercambio. Quizás algo de esto hubo al principio en Facebook pero claramente en Instagram no se propicia, tampoco en YouTube. Entonces encontramos un lugar al que vamos con otra predisposición, con otra intención, a hacer algo distinto. Y creo que esto no debería perderse. Algo similar me pasa con YouTube. Tiene el valor de consumirse en el televisor además del celular. Uno busca otros contenidos, otra extensión, otra predisposición. Si bien seguramente los Shorts deben funcionar, y es necesario que la primer plataforma de video también tenga su versión vertical, creo que no hay que dejarse llevar solo por las tendencias. Sino aprovechar el diferencial, que encima funciona, con lo difícil que es conseguirlo hoy en día. Lo mismo espero para Twitter, que no deje de tener eso distinto. 

Si bien en cuanto a formato, el texto no es exclusivo, podemos subir fotos, videos, links, incluso conversar en vivo, es un lugar de conversación. Es el espacio elegido para breaking news y eventos en vivo. El lugar de encuentro de productores, periodistas, medios. En donde políticos hacen sus declaraciones y los famosos sus anuncios. Sabemos que no es inocente, que hay moderadores de contenidos, de cuentas. El caso icónico fue en su momento el de Donald Trump que suspendieron su cuenta, claramente no el único. En fin, a veces para “cuidarnos” de contenidos, a veces para cuidarse. Difícil afirmar que es correcta la intervención en los contenidos, tan difícil como sostener que no deben regularse. 

 

Elon, la X te estás siguiendo

Raro. Raro el cambio de Twitter a X. Más raro todavía como le diremos a la acción de ¿Xsear? Pero ese nombre no es nuevo en la vida de Elon Musk. A finales de los ‘90 creó uno de sus primeros negocios llamado Zip2, un software de guía de viajes para diarios en internet que vendió y empezó a incrementar su capital. Con lo conseguido, se propuso crear una de las primeras bancas online de la historia. Con otros socios comenzaron a trabajar en esa start up que adivinen cómo se llamó. Exactamente, X. Al tiempo, Elon Musk dejó este negocio que pasó a llamarse PayPal. Se comenta les fue bien. 

Hasta 2017 el dominio www.X.com todavía pertenecía a Paypal pero ese año pudo comprarlo esperando encontrar un uso futuro. En 2002, fundó SpaceX su propia empresa de desarrollo espacial. Su fábrica de autos eléctricos, Tesla, tiene su propio Model X. Elon fue uno de los fundadores de OpenAI, creadores del exitoso ChatGPT, pero al tiempo dejó la empresa por los peligros de la IA (?). Por eso, para estar más cerca de las decisiones, creó su propia empresa de Inteligencia Artificial, con el nombre xAI. ¿Los nombres de sus hijos? Alexander, Xavier, Saxon, Exa, y X AE A-XII. 

 

Los cambios no son solo en Twitter

Una apuesta similar es la que encaró Mark Zuckerberg con el paso de la marca Facebook a Meta. Una marca amplia que buscó renovar la imagen de la empresa, a la vez que el lanzamiento a nuevos desarrollos de AR y en el Metaverso. Avances que quedaron algo opacados con el boom de la IA en el 2023. Si quedamos en las propuestas de Mark, hubo un intento de acercarse a las posibilidades de Twitter con el lanzamiento de Threads. App que consiguió 49 millones de usuarios en la primera semana, quedado solo activos 23.6 millones al comienzo de la segunda. Esto teniendo en cuenta la novedad por un lado, pero también la facilidad del registro para lo que solo se necesitaba apretar un botón. No requiere nuevo usuario, ni contraseña, ni cargar foto ni descripción. La app hizo todo por nosotros, incluso seguir a otros usuarios. 

Pero esto no implica que sea exitosa o se extienda a futuro. Pensando en el tiempo justamente, el tiempo de uso en la aplicación, pasó de 21 minutos el 7 de julio a poco más de 6 minutos el 14 de julio. Más bien es una demostración más de que cuando quieren algo, lo desarrollan y lanzan, en este caso incluso sin tener una propuesta diferencial desarrollada previamente. Quizás logren ir generando atractivo en el tiempo, con diferentes inclusiones, pero permítanme lugar a la duda. 

Newsletter Popurri Digital
Tienda Tecno Popurri Digital