Hablamos con Soledad Casasola, Directora de Comunicación de la Ciencia de la UNR. Conversamos sobre la forma de pensar la ciencia para acercarla a nuevos públicos, y cómo la curiosidad de las infancias es una gran aliada. En eventos como la Noche de las Peatonales la Universidad Nacional de Rosario comparte contenidos con novedosos recursos como Realidad Aumentada, Inteligencia Artificial y Videojuegos.

 

 

Ustedes en este momento están llevando adelante en la Noche de las Peatonales una cápsula de lo que es el proyecto Visible lo Invisible pensado para infancias, que tuvo su debut de este año en vacaciones de invierno, ¿no?

Exacto, vinimos a la Noche de las Peatonales con Huellas Prehistóricas, que es una de las siete estaciones que habilitamos durante vacaciones de invierno en el ECU tratando de acercar la ciencia que se produce en la Universidad Nacional de Rosario con públicos que no son tan tradicionales para la Universidad. Nosotros desde la Dirección de Comunicación de la ciencia, apuntamos a los niños, las niñas, los adolescentes.

 

Qué lindo desafío el hecho de plantear una temática y ver cómo poder tejer ese puente para llegar a estos públicos que quizás están alejados porque no lograron tener el interés, ¿cómo se despierta la atención en estos temas?

Los más chiquitos tienen la curiosidad innata, tienen ganas de preguntarse, de humear, de indagar, de saber de qué se trata, cómo funciona. A medida que vamos creciendo, vamos perdiendo un poco esa capacidad. Sin embargo, es la parte de la capacidad que tienen los científicos y las científicas porque muchas de las preguntas que nos hacemos cuando somos chicos mucha gente se la sigue haciendo cuando es grande, investiga en los laboratorios, investiga en los distintos institutos y trata de encontrar respuesta. Nuestro desafío es que los chicos vean a la ciencia como algo divertido, como algo que abre puertas, como una explicación del mundo que no necesariamente tiene que ser aburrida o tediosa, o relacionado con la obligación y hasta ahora viene saliendo muy bien.

 

Qué bueno poder conectar con esa curiosidad que tenemos desde el principio, y que después no sé por qué empezamos a entrar en ciertos esquemas del «esto es así», «porque sí» y no investigamos más. Es interesante poder de nuevo conectar con los más chicos y las preguntas de «¿que es esto?», «¿y por qué?»

A veces hay muchas respuestas. A veces nos hacemos una pregunta y las respuestas pueden venir del lado de las ciencias duras, de lo social, incluso del arte. Porque Visible lo Invisible también tiene una una propuesta que busca ensamblar la ciencia, la tecnología, el arte, la expresión y poder andar por esos caminos, indagando preguntando y experimentando

 

¿Cómo es esto de traducir muchas cuestiones técnicas que son precisas, que no es lo mismo contarlas de forma coloquial? ¿Cómo es esa adaptación?

Esto depende de los proyectos, trajimos a la Noche de las Peatonales, Agentes del Tiempo, un videojuego que desarrollamos, con el que ganamos una convocatoria a nivel nacional del Ministerio de Ciencia. Y ahí fue más difícil porque empezamos a investigar entrevistando a distintos profesionales, expertos en geología, en fauna, en especies exóticas, y después había que ir tomando elementos de todo eso que fuimos investigando y generar un videojuego.

La clave creo yo, que pasa por sembrar la semilla del interés. Generar algo que en términos teóricos se llama interesamiento, y que tiene que ver con ir conduciendo a ese público, a que quiera saber cada vez más. Con Visible lo Invisible, con los Agentes del Tiempo, con otras propuestas que tenemos no pretendemos dar las respuestas acabadas, ni traducir lo que está en un paper necesariamente. Sostenemos las propuestas, el conocimiento aprobado, validado, referenciado, pero son pequeñas cositas que empiezan a sembrar el interés en los distintos públicos. Entonces estás acá jugando con la realidad virtual y los dinosaurios y vas a casa, y buscas vídeos, y empezás a aprender los nombres; o al revés, acá está la muestra, y ya saben los dinosaurios, y les encanta encontrarlos.

 

Nombrabas el videojuego Agentes del Tiempo, ¿qué otras dinámicas y dispositivos trajeron a la Noche de las Peatonales? 

Toda esta propuesta de Huellas Históricas es una excusa para poder jugar con Realidad Virtual, Realidad Aumentada y con Inteligencia Artificial. Lo que trajimos son dispositivos para poder jugar con los dinosaurios con lentes de RV y es una propuesta inmersiva. Etra propuesta que consiste en pintar plantillas con formas de dinosaurios y luego con un iPad levantar eso y ver cómo se mueve lo que pintaste, o sea, darle movimiento a esa ilustración en 2D que tienen los chicos. Y finalmente jugar inteligencia artificial a crear una especie nueva de dinosaurio con rulos verdes y los labios pintados, por ejemplo, y ver qué sale cuando le decimos a la inteligencia artificial que lo cree. Pero es eso, es arte, es tecnología, algunos conceptos que vienen de la mano de la ciencia y la propuesta de jugar acá. Somos la Universidad pública, somos la Universidad Nacional de Rosario y tenemos las puertas abiertas para que quienes quieran estudiar, cuando llegue el momento, puedan hacerlo. Y que desde pequeños nos conozcan y sepan que estamos acá.

 

¿Qué reacción encuentran de los chicos y de los padres cuando atraviesan estos espacios?

La reacción siempre es de sorpresa. Además las respuestas más graciosas que te imagines, «me teletransporté», por ejemplo, y cosas así que expresan genuinamente los chicos. Porque eso es lo que tiene de interesante trabajar con estos públicos, son genuinos, son sinceros. Y esta posibilidad de respetar la consigna pero también poder hacer su propia versión de esa consigna que les dan.

 

Y con estas actividades entra en juego el contenido que ustedes preparan, pero también los dispositivos, los medios para interactuar. En este caso, algunos conocen la realidad virtual pero para otros es novedoso. Incluso con el uso del celular, entender que no es solo para jugar jueguitos sino que es una herramienta para muchas cosas.

Hay gente de toda la ciudad, incluso de otros lugares. Para algunos ponerse lentes de realidad virtual es algo común y que ya han hecho. Para muchos es la primera vez que pueden experimentar con eso. Para muchos es la primera vez que juegan con un iPad o que saben qué es esto de la inteligencia artificial. Y eso también es interesante que puedan hacerlo de la mano de la Universidad, para aprovechar para darse una vueltita acá y conocer más, y bueno esperar las próximas vacaciones en invierno a ver cuál es la propuesta.

Concejo 970-x-90-